Historia

E-mail Imprimir PDF
( 13 Votes )

HISTORIA DE LA REGION Y LA PROVINCIA

BREVE RESEÑA HISTORICA DE LA REGION ORIENTAL

.: EPOCA COLONIAL :.

Los primitivos habitantes amazónicos, posiblemente llegaron hasta las estribaciones de la cordillera oriental surcando el Amazonas y sus afluentes; algunos grupos menores ingresaron desde las tierras altas de la serranía huyendo de las guerras, las persecuciones tribales o simplemente en busca de un hábitat que les proporcione más seguridad para su subsistencia.

Preexistieron numerosas naciones reciamente identificadas entre sí por su vocación selvícola de la cual emergió su cultura, costumbres y tradiciones. Entre los grupos más destacados, a la hora de la conquista española, se registran 21 grupos, con una población estimada de 299.000 habitantes.

Los Cofánes, localizados en lo alto del río Aguarico, con una población de 70.000 habitantes: los Sionas, en el río Putumayo y sus afluentes, con 5.000 habitantes; Secoyas, en el río Aguarico y afluentes, 5.000 habitantes; Encabellados o Arraigados en Aguarico y afluentes, 10.000 habitantes; Omaguas entre el Aguarico y Napo, 30.000 habitantes, Quijos, entre los ríos Coca y Napo hasta el Amazonas, 30.000 habitantes, Záparos, en el río Curaray, 1.000 habitantes; Oaquis o Dehuacas, en el río Curaray, 5.000 habitantes; Huamboyas, en Palora, Huamboya y sus afluentes, 10.000 habitantes; Candoas, en el Pastaza, Bobonaza y Tributarios, 10.000 habitantes; Coronados o Ipiapitzas, en el Pastaza, Bobonaza y afluentes, 5.000 habitantes; Pendays en el Pastaza, Bobonaza y Tributarios, 2.000 habitantes; Romaynas, en el Pastaza, Bobonaza y Tributarios, 10.000 habitantes; Muratos, en el Pastaza, Bobonaza y Tributarios, 4.000 habitantes; Shuar, en el Pastaza, Morona Santiago, con 60.000 habitantes; Ashuaras, en el Pastaza, Morona Santiago, con 5.000 habitantes, Gayes, Siviaris o Waoranis en el Tigre y sus afluentes, 7.000 habitantes; Zillas de Jaén, en el Chinchipe, Huancamba y afluentes, con 12.000 habitantes; Pacamaros, Nambijas o Rabones, en la cabecera del Chinchipe, 10.000 habitantes; Yaguarzongos, en el río Zamora y sus afluentes, con 12.000 habitantes.

Al contrario de lo que sostienen los historiadores tradicionales, los pueblos amazónicos alcanzaron un significativo nivel cultural adaptado a un ecosistema frágil que lograron preservar durante miles de años; sus técnicas de caza pesca, manejo de la tierra, su mundo espiritual, sus tácticas de guerra, su comportamiento general estaba íntimamente ligada a la madre tierra.

De ningún modo fueron pueblos aislados y salvajes; mantenían continuas relaciones comerciales con los pueblos del callejón interandino desde antes del advenimiento de los Shyris y los Incas; las vías de comunicación eran los pasos naturales por dónde descendían los ríos de la cordillera oriental. Se conoce incluso que frente a la actual parroquia de Cuyuja existía un Tianguis preincaico a donde se daba cita semanalmente comerciantes de la costa y la sierra para intercambiar su mercadería con los productos amazónicos.

Los Incas tenían el camino real que llegaba hasta el territorio de los Quijos y las relaciones ínter-tribales se habían consolidado con uniones matrimoniales estables. Anotamos el caso del cacique Hacho de Latacunga que era cuñado de uno de los caciques Quijos.

El territorio amazónico mantuvo siempre un esquema de misterio, riqueza y poderío. Dadas las especiales condiciones naturales pocos extraños se habrían atrevido a recorrerlo en su integridad, por lo que parecía como un reino fantástico y lejano; el oro, la canela y el Ishpingo que abastecían la demanda serraniega, le conferían un toque de apetecida riqueza y la especial forma de guerrear de sus habitantes lo convertían en un área difícilmente conquistable.

Una expedición al mando del Capitán Gonzalo Días de Pineda organizó la primera expedición española hacia el Oriente en 1539, por la ruta Quito, Cumbayá, Tumbaco, Guamaní, Papallacta; llegó hasta el valle de Cosanga, entre los ríos Cosanga y Caspa. Sus esfuerzos fueron vanos, Los Quijos lo atacaron todo el trayecto. Desalentado regresó a Quito.

Al mando de un gran contingente armado, Gonzalo Pizarro, ingresó por la vía Quito – Hatunquijos, Sumaco, Moti. Aquí les dio alcance Francisco de Orellana, quien cumplió la proeza de ser el primer español que navegó por las aguas del Amazonas. Fue el 12 de febrero de 1542. Pizarro retornó a Quito al mando de un grupo de españoles famélicos y desnudos. No se ganaron batallas, no se conquistaron pueblos, no se adquirieron riquezas, pero el Río Amazonas pasó a ser Patrimonio de Quito.

 

:: BIOGRAFIA DE FRANCISCO DE ORELLANA ::

Francisco de Orellana nació en Trujillo – España en el año 1470 y murió en el año 1550. Fue un hombre valeroso, de noble corazón, leal hasta las últimas consecuencias y de voluntad inquebrantable.

Este conquistador español fue quien exploró por primera vez el gran Río de las Amazonas. Era pariente de los Pizarro, a los que acompaño en la conquista del Perú y en las luchas civiles contra Almagro. Luego de participar en la conquista del Imperio de los Incas asistió a la fundación de Portoviejo, perdió un ojo mientras luchaba contra los indígenas para pacificar la región. En 1538 refundó la ciudad de Santiago de Guayaquil (En el Ecuador actual), de la cual fue su primer Gobernador. Luego acompañó a Gonzalo Pizarro en la expedición que hizo al este de los Andes en busca de El Dorado o el País de la Canela (1541 – 1543); pero se separó del grueso de la expedición en busca de víveres y ya no volvieron a encontrarse. Orellana continúo por su cuenta, descendiendo en varios bergantines por los cursos de los ríos Coca, Napo y Marañon.

Asediados siempre por el hambre, lucho contra varias tribus indígenas, llamándole la atención que en una de ellas combatieran tanto hombres como mujeres, la relación que estableció con el mito griego de las Amazonas o mujeres guerreras hizo que se llamara Amazonas al río conocido hasta entonces como Marañon. Alcanzo el Atlántico en 1542 con dos bergantines, con los que bordeó las costas del Brasil y la Guyana hasta alcanzar Venezuela, sin contar con brújula, mapas, ni marinos en la tripulación. Regreso a España en donde superó las acusaciones de traición por haber abandonado a Pizarro, e incluso consiguió capitulaciones del Rey para conquistar los territorios que había descubierto (1544), aunque no ayuda financiera. El viaje que inicio en 1545 fue un desastre, en parte por la falta de medios: fue perdiendo hombres, barcos y tiempo por el camino, hasta perecer ya a Orillas del Amazonas. Su fracaso dejo el camino libre para la expedición que preparaba Portugal y que otorgaría a aquel País el control de Cuenca Amazónica.

No era marino, pero su mayor gloria la obtuvo sobre la cubierta de un bergantín, pues a pesar de haber sido capitán de hombres a pie, tripulado una improvisada embarcación navegó con ellos a través del océano verde de la selva hasta llegar al río más caudaloso del mundo: el Amazonas, cuyo descubrimiento constituye uno de los episodios más heroicos de la conquista de América.

RETRATO DEL ESPAÑOL FRANCISCO DE ORELLANA LA FIRMA DEL CAPITAN FRANCISCO DE ORELLANA

Fue Gil Ramírez Dávalos quien el 14 de Mayo de 1559 fundó la primera ciudad española en la Gobernación de Quijos, Sumaco y la Canela, signándola con el nombre de Baeza de la Nueva Andalucía, ante el beneplácito de los indígenas que lo recibieron con cruces de nugatorio significamiento y el aquiescente mensaje del tambor trasmontano que diluía en confiante e imprevisora paz.

Gil Ramírez Dávalos recibió del virrey del Perú, Don Andrés Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete, el nombramiento de Gobernador de Quito, el 9 de Septiembre de 1556; el 15 del mismo mes y año, mediante providencia firmada en Lima, se le añadió la comisión de conquistar y poblar, con autoridad de Gobernador, los territorios de Quijos, Sumaco y la Canela. Desempeño el primer cargo hasta el 7 de Julio de 1559, fecha en que fue legalmente reemplazado por Melchor Vásquez de Ávila. El 14 de Septiembre de 1.559, cuando le faltaba sólo un día para completar tres años de mandato amazónico, entregó “la jornada de los Quijos” a Rodrigo Núñez de Bonilla.

En ese entonces, el gobierno de Quijos limitaba al norte con Mocoa y Sucumbíos, por el Sur con el Gobierno de Macas, por el Oriente con las misiones del Napo y Amazonas y por occidente con los Cofánes. Tenía alrededor de trescientas leguas por lado.

Además de Baeza, en la jurisdicción de Quijos se fundaron las ciudades de Ávila, Archidona y Alcalá del Río Dorado, ya en territorio de los Cofánes. Andrés Contero, Teniente de Gobernador de Melchor Vázquez de Ávila fundó Ávila, en el valle del Sumaco, a orillas del río Suno, el 10 de marzo de 1563 y Alcalá del Río Dorado, conocida también como Alcalá de los Quijos, el 14 de Agosto de 1563. Bartolomé Marín erigió Archidona en el otoño del mismo año.

“Don Pedro de la Gasca, nombrado por el Consejo de Indias para pacificar el Perú – que se hallaba agitado por guerras civiles y la revolución de Gonzalo Pizarro – después de haber sido ajusticiado éste, dividió la región oriental en cuatro Provincias: la de Quijos al Norte; la de Macas al centro y al Sur las de Yahuarsongo y de Bracamoros. El objeto de esta división fue dar a los conquistadores establecidos en el antiguo Reino de Quito nuevos repartimientos de tierras y señalarles, en región todavía poco conocida; campos para nuevas exploraciones y ensanchamientos de los dominios de aquella capital”.

El capitán Francisco Pérez de Quezada conquistó el territorio de Mocoa y Sucumbíos. En 1557 fundó la ciudad de Mocoa a orillas de un pequeño lago del mismo nombre. El Virrey del Perú, Don Andrés Hurtado de Mendoza le confirió el cargo de gobernador de esos territorios. Este gobierno, según, Juan de Velasco comprendía las siguientes Provincias:

La primera Provincia.- En este distrito se hallan comprendidas las tres antiguas Provincias de Mocoa, Putumayo y Sucumbios. Baña a la primera el caudaloso Caquetá, cuyos orígenes septentrionales son el Parí, Sucia, Pato y Labaquero, pertenecientes a los Mocoas del Gobierno de Popayán, los cuales componían la antigua Provincia llamada Paria, por el río Pari y huyendo de las de Benalcazar se retiraron por las riberas meridionales del Caquetá, y compusieron la nueva Mocoa perteneciente a Quito, donde habitaban ya otras tribus de la misma nación.

La segunda Provincia.- La baña el caudaloso Putumayo, llamado más abajo Iza y Paraná, con todos sus orígenes, que por el Norte son el Vides y el Quijos; por el poniente el Sebondoy y por el Sur el San Pedro, Guinchoa, Plato, Pishilin y Yaca. Baña también esta Provincia el río propiamente llamado Mocoa. Que sale del lago del mismo nombre, con todas sus ramas, que son el Palacio, Juntas, Ensillada, Curuyaco y Guames, entre los cuales habitaban los Patocos, tribu numerosa de la misma nación Mocoa, antigua habitadora de este país.

La tercera Provincia.- La baña el gran río San Miguel con todos sus orígenes que son el pequeño Azuela, Piedras, Bermejo y Amoguages, casi todos estos, y otros menores, llenos de finísimos minerales de oro. Las dos primeras Provincias son poco fecundas en vegetales y más escasas en minerales, especialmente en aquellas partes que participan de cordillera y de rígido clima, más Sucumbíos es fecundísima en todo.

El Gobierno de Macas colinda por el norte con el corregimiento de Riobamba y parte del Gobierno de Quijos; por occidente con Riobamba y Cuenca; por el sur con el gobierno de Yahuarsungu y por oriente con las misiones de Maynas. Este gobierno comprendía cuatro Provincias, dos pequeñas y dos grandes Huamboyas, bañada por el río Palora, al pie del Sangay; Canelos, bañada por los orígenes del río Bobonaza; Macas, bañada por río Upano y Jíbaros, bañada por Paute que luego toma el nombre de Santiago. La conquista de este territorio la inicio el capitán Pedro de Benavente en 1548.

En el territorio de Macas se fundaron las ciudades de Logroño y Sevilla del Oro. La Gasca concedió esta gobernación al Capitán Hernando Benavente, el 31 de Diciembre de 1548. Benavente ingresó por Zuña hasta Gualaquiza luego de vencer la heroica resistencia de los Shuaras. Logroño de Caballeros, en Gualaquiza, fue fundada por Bernardo de Loyola y Sevilla de Oro por José Villanueva y Maldonado.

La Provincia de Bracamoros, bañada por el Chinchipe nació gracias al esfuerzo conquistador de Pizarro, Pedro de Vergara y finalmente el capitán Juan de Salinas quien fundó cuatro ciudades en este territorio: Valladolid, Loloya, Nieva y Santiago de las Montañas. Poco antes los capitanes Mercadillo y Benavente se habían establecido en Zamora. Salinas llegó a tener ocho ciudades las cuales fueron destruidas por los levantamientos de los Shuaras.

El Gobierno de Jaén limitaba al norte con los Bracamoros, por el sur con el corregimiento de Chachapoyas, por el oriente con las misiones del Marañón. Fue conquistada por Palomino quien en 1.549 fundó la ciudad de Jaén en la ribera oriental del río Chinchipe. Estuvo conformado además por las poblaciones de Tomependa, Copallín, Puyaya, Lomas, Cuxilio, Baguachica y Embarcadero.

A estos gobiernos hemos de añadir las Provincias del Marañón y sus misiones que conforman un inmenso territorio que es parte de la herencia quiteña porque fueron misionados por sacerdotes de la Real Audiencia de Quito.

Juan de Velasco dice al respecto: “Las conquistas de ellos, casi nada con las armas, y así todo con solo el evangelio, se dilataron de poniente a oriente, desde el Pongo de Manseriche, hasta la boca del río Negro, por 437 leguas comunes, en 17 ½ grados directos. De norte a sur se dilataron desde el primer puerto de Napo hasta los pajonales del alto Ucayali, por 275 leguas”.

El gobierno de Maynas fue conferido al capitán Diego de Baca y Vega quien fundó la ciudad de San Francisco de Borja.

El gobierno de Quito propició esta serie de jornadas destinadas a consolidar su presencia en el territorio amazónico, jornadas que desembocaron la conformación en gobernaciones y Provincias amazónicas que constituyen nuestra legítima herencia colonial y que es indispensable restituirlas como muestra de nuestros legítimos derechos amazónicos.

Cuando se creó la real Audiencia de Quito, el 29 de Agosto de 1563, la amazonía se anexó claramente a ella con estas simples líneas: “y hacia parte de los pueblos de la Canela y Quijos ha de tener los dichos pueblos y con los demás que se descubriere”, permitiendo en esta forma que desde Quito se despliegue una febril actividad de conquista y evangelización que desembocó en la formación y consolidación de nueve Provincias menores: Quijos, Sucumbíos, Macas, Canelos, Jeberos, Zamora, Yahuarsongo, Jaén, Mainas, irrefutables pruebas del derecho territorial y de gestión política, administrativa y religiosa que tuvimos antaño.

Cuando concluía la época existían en la amazonía estas gobernaciones y Provincias testificaron la insistencia conquistadora de los españoles enquistada en la milenaria presencia nativa ratificando así los derechos quiteños sobre este territorio y la real integración amazónica al contexto de las nuevas formas territoriales que nacieron al alero de la independencia.

Así desde el inicio de las expediciones españolas a la exploración y conquista del Oriente en 1,535, se han desarrollado en el tiempo varias corrientes migratorias hacia la región amazónica, en su mayoría vinculadas con la explotación de sus recursos.

 

:: EPOCA REPUBLICANA ::

La región Oriental, hoy denominada Región Amazónica mediante Registro Oficial N° 245 del 05 de Agosto de 1980 durante la Presidencia del Dr. Rodrigo Borja, es el territorio ocupado actualmente por las Provincias de: Zamora Chinchipe, Morona Santiago, Pastaza, Sucumbios, Napo y Orellana, en donde se encuentran pocas etnias que sobrevivieron de la época colonial.

.: GRUPOS ETNICOS UBICADOS EN LA AMAZONIA :.

En el proceso de la independencia, poca importancia se dio a esta región y una vez que la Batalla de Pichincha, logró la Independencia definitiva del país, el 24 de mayo de 1822, ésta región formó parte de la Gran Colombia, con el nombre de Departamento del Sur, y las provincias amazónicas se convirtieron en cantones de las provincias de la sierra.

En la época republicana, el Departamento del Sur de la Gran Colombia, se separa conformando un solo estado.

La Presidencia de Quito, en sus postrimerías, mayo 1822, estaba constituida por nueve Provincias menores: Quijos, Sucumbíos, Macas, Canelos, Jeberos, Zamora, Yaguarzongo, Jaén y Mainas.

Entre éstas, Quijos, Sucumbíos y Canelos abarcaron el territorio que luego, en la época republicana, formarían la Provincia de Napo – Pastaza.

QUIJOS.- La Provincia de Quijos comprendía el territorio fijado en la cédula de creación de la Audiencia de Quito, en 1563. Comenzaba por Papallacta e incluía las poblaciones de Baeza, Archidona, Misahuallí, San Juan de Tena, Napo, Ávila, Cotapino, La Limpia, Concepción, Nuestra Señora de Loreto y San José de Mote.

SUCUMBIOS.- Tenía por lindero norte al río Caquetá y el límite oriental era “el meridiano de demarcación con la Corona de Portugal”. La cédula de 1802 la menciona separadamente de la Provincia de Quijos.

CANELOS.- Está identificada separadamente de Quijos por la cédula real de 1563.

Con la formación de la Gran Colombia, mediante Ley de Junio 23 de 1824, Quijos aparece como el cuarto de los cinco Cantones de la Provincia de Pichincha, Departamento de Ecuador, capital Quito.

Separado el Estado Ecuatoriano de la Federación Gran Colombiana, su convención Nacional, en Mayo 29 de 1861, expidió una nueva Ley de División Territorial. Establece trece Provincias. La décimo segunda se denomina “ORIENTE”, integrada por los cantones Napo y Canelos.

El Cantón Napo se compone de los pueblos de Archidona, (capital de la Provincia y del Cantón), Napo, Ahuano, Napotoa, Santa rosa, Suno, Coca, Payamino, San José, Ávila, Loreto, Concepción, Cotapino, San Rafael, San Miguel del Aguarico, las tenencias de Sinchichicta, Yasuní, Mazán y las tribus y territorios que componían el Gobierno de Quijos hasta el Amazonas en el Reino de Quito.

La Asamblea Nacional, en marzo 26 de 1897, expide una segunda Ley de División Territorial, que establece quince Provincias: además las “regiones” de oriente y del Archipiélago de Colón. Con ello, el tratamiento a la amazonía sale del orden regular. El Art. expresa: “La Región oriental encierra los territorios del Napo y Zamora”.

El territorio del Napo comprendía pueblos de Archidona, Tena, Napo, Misahuallí, Ahuano, Santa Rosa, Suno, Coca, Payamino, Loreto, Concepción, Tiputini, Curaray y San José de Ávila.

Mas adelante, también durante la administración del General Eloy Alfaro, los territorios de Napo forman parte de los departamentos de oriente. Así en los registros oficiales 1257 de 6 de noviembre de 1900; 1299 de 11 de enero de 1901; 1375 de 23 de abril de 1901.

Por Decreto Ejecutivo del Presidente Sr. Emilio Estrada, el 18 de Octubre de 1911, mediante Registro Oficial # 58 del 13 de noviembre de 1911, se reorganiza la Provincia del Oriente con cinco cantones: Napo, Curaray, Pastaza, Santiago y Zamora. La cabecera del cantón Napo será Aguarico (Rocafuerte); y del cantón Curaray, Cononaco, etc.

Art. 3.- Pertenecen al cantón Napo las siguientes parroquias, Aguarico, Coca, Loreto y Archidona.

Art. 4.- “La capital de la Provincia del Oriente es Archidona”

 

::LAS DOS PRIMERAS PROVINCIAS ORIENTALES ::

El Congreso de la República, por decreto del 7 de noviembre de 1920, sancionado por el Presidente José Luis Tamayo – (Registro Oficial N° 68) se crea en la región Oriental dos Provincias denominadas “Napo – Pastaza” y Santiago – Zamora”.

:: TERCERA PROVINCIA ::

Después de la guerra de 1941, se trató de revalorizar los territorios fronterizos, a esto se suma la llegada de varios campesinos provenientes del sur, debido a la sequía que soportaba esta zona del país, y también motivados por el “boom” petrolero. Para entonces, durante la administración del Dr. José María Velasco Ibarra, mediante registro Oficial N° 800 del 25 de abril de 1955, se procede a la codificación de la ley Especial de Oriente, según la cual, la Región Oriental del Ecuador se divide en tres Provincias de nominadas: Napo – Pastaza. De Morona Santiago y de Zamora Chinchipe.

La capital de la primera es Tena y la conforman los cantones: Napo, Quijos, Sucumbios y Aguarico.

El Cantón Napo comprende las parroquias Tena, que será la cabecera cantonal; Loreto, Archidona, Puerto Napo y Arajuno.

El Cantón Quijos comprende las parroquias: Baeza, que será la cabecera cantonal; Papallacta, Virgilio Dávila y el Chaco.

El Cantón Sucumbios comprende las parroquias: Santa Rosa de Sucumbios que será la cabecera cantonal; Farfán, Putumayo, Sigue, Cuyabeno, La Bonita y el Playón de San Francisco.

El Cantón Aguarico comprende las parroquias: Rocafuerte, que será la cabecera cantonal, Yasuní, Cononaco, y Francisco de Orellana.

:: CUARTA PROVINCIA ::

Por decreto del 22 de Octubre de 1959 publicado en el Registro Oficial No 963 del 1ro de noviembre del mismo año, el Congreso Nacional reforma la Ley Especial de Oriente y divide la Provincia de Napo-Pastaza en: Napo y Pastaza

Tena queda como capital de Napo y el Puyo es elevada a capital de la Provincia de Pastaza.

La provincia de Napo comprende los cantones Napo, Quijos, Sucumbios y Aguarico

Según Registro Oficial No. 169 de abril de de 1969 se reestructura la división política de la provincia de Napo; cambia la denominación del Cantón Napo por el de Tena y se crean los cantones Orellana, Putumayo y Sucumbios con sus cabeceras: Coca, Puerto el Carmen y la Bonita respectivamente.

:: QUINTA PROVINCIA ::

La explotación petrolera en la provincia del Napo contribuyó a la formación de numerosos centros poblados que configuran una corriente socio-económica y geopolítica que amerita la inmediata creación de una nueva provincia como la mejor alternativa para solucionar las múltiples y apremiantes necesidades de la zona petrolera.

En los años 60 y 70, marcan a nuestro país, cambios trascendentales en el aspecto socio – económico, ya que la zona Austral, sufre una gran sequía, y el Nororiente ecuatoriano, recibe una gran migración proveniente de ésta zona, como consecuencia del “boom” petrolero.

La idea fue madurando vertiginosamente a partir del año 1983; inmediatamente en el Congreso Nacional se empezó a tramitar la creación de la Provincia CUYABENO, cuya capital será Lago Agrio y estará integrada por los cantones Sucumbíos, Gonzalo Pizarro, Lago Agrio, Putumayo y Shushufindi.

Toda ésta migración origina varios grupos poblacionales, que con el pasar del tiempo, adquieren fuerza social y económica, lo que les motiva a tener independencia territorial, para promover su desarrollo, es así como posteriormente la provincia de Napo se divide en dos, dando origen a la provincia de Sucumbíos con su capital Nueva Loja (Lago Agrio).

:: SEXTA PROVINCIA ::

La creación de la provincia Amazonas, fue otra de las iniciativas que fue tomando cuerpo, patrocinada por los cantones Orellana y Aguarico, a los que se sumaría la Joya de los Sachas. Esta promoción inició Monseñor Alejandro Labaka. El 02 de Agosto de 1985 presenta una petición al Congreso Nacional para la creación de las dos provincias gemelas:

:: Provincia Amazónica con su capital Lago Agrio, y

:: Provincia Orellana con su capital El Coca.

En aquellos años 70 existen algunos factores que convierten a la amazonía en un polo de atracción de migrantes para que exista una densa migración hacia el nororiente como consecuencia del accionar petrolero ecuatoriano, las actividades hidrocarburíferas y la terminación de algunas vías de acceso a la región que tomaron forma y provocó la consolidación de varios núcleos poblacionales que pronto adquirieron fuerza social y capacidad organizativa para escoger la opción de convertirse en una jurisdicción territorial independiente, que le brinde acceso a tomar decisiones sobre su futuro y programar su desarrollo.

Monseñor Alejandro Labaka junto con los habitantes de Francisco de Orellana impulsan la idea de establecer la Provincia Orellana en el territorio que en 1954 constituía el cantón Aguarico. Para el 12 de Febrero de 1988 tenían listo el perfil de la nueva Provincia.

Todas estas iniciativas se habían organizado en el Comité de Provincialización “Monseñor Alejandro Labaka”, que constituía un verdadero pacto social tendiente a conseguir sus metas a corto plazo, pues se pedía al Congreso la tramitación del proyecto “para no quedar aislados del progreso material y espiritual de la nación, para encontrar medios que faciliten la solución de los problemas de etnias, para defender la bondad de los suelos y la imperiosa necesidad de dar complemento integral a la explotación petrolera, finalmente para convertir a la Provincia de “Orellana” en la fuente de alimentos, agua y de riquezas polimetálicas en beneficio del país y para contribuir sanamente al desarrollo y organización de la cuenca amazónica”

Esta aspiración muy justa permaneció latente en el ánimo de todos los ciudadanos de la zona. En 1996 la idea recobró vigencia y adquirió fuerza. “La Provincia de Orellana debe ser creada por justicia histórica y como un acto de restitución de los valores históricos, políticos-administrativos y económicos que tuvo la zona del medio Napo”.

“La Provincia de Orellana en su calidad de territorio de frontera hará posible una efectiva y real defensa de nuestro territorio implementando una verdadera red vial y el desarrollo de proyectos agroproductivos que se incorporen al desarrollo nacional; impulsará el fortalecimiento de la identidad nacional y ejercitará la geopolítica como instrumento de inserción político-económica entre los países que participen de la gran cuenca amazónica”.

Así un día muy importante y haciendo establecer la justicia antes mencionada Orellana fue nominada a la categoría de Provincia y la ciudad de Puerto Francisco de Orellana como su Capital, el día jueves 30 de Julio de 1998, durante la presidencia del Dr. Fabián Alarcón, quedando constancia en el Registro Oficial No. 372.

 

Fecha oficial de la creación de la Provincia de Orellana

 

Actualmente la Amazonía ecuatoriana está conformada por 6 provincias: Sucumbíos, Napo, Orellana, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

 
Encuentranos en

 

Ley de Transparencia


Ultimos videos...

Quién está en linea?

Miembros : 230
Contenido : 426
Enlaces : 23